Buscar

Bienvenida y Contexto en que se crea la Asociación de Ética Empresarial y Organizacional

NICOLÁS MAJLUF

6 DE AGOSTO DE 2019


Muchas gracias por su presencia esta mañana y por aceptar ser parte de esta ASOCIACIÓN DE ÉTICA EMPRESARIAL Y ORGANIZACIONAL, un proyecto que esperamos pueda hacer una contribución significativa a nuestro país.


Nuestras organizaciones y empresas enfrentan momentos de gran incertidumbre por los cambios tecnológicos, sociales, culturales, demográficos, valóricos y de tantos otros tipos, todos los cuales nos plantean dilemas éticos que no sabemos muy bien cómo enfrentar y resolver, menos aún en los tiempos que corren, que nos sorprenden todos los días. Algunos ejemplos:


• El activismo de los medios de comunicación y los cambios tecnológicos han dado como resultado la “comunicación instantánea”, el individuo “que se siente seguro de sus convicciones” (“opinionated”), y el “veneno sin freno” que se destila en las redes sociales, todo lo cual trae consigo transformaciones culturales y éticas extraordinariamente rápidas que se extienden por todo el mundo.


• La atención pública y el escrutinio de las prácticas de negocio nunca ha sido tan grande.


• El avance de la globalización implica la realización de negocios en países con valores radicalmente diferentes.


¿Cómo hacer empresa en este contexto?


Algunas compañías del país están tratando de hacer algo. Tal vez Ustedes vieron una noticia que salió el 21 de junio de 2019 de algunas empresas que invierten en la Bolsa de Santiago:


“Queremos invitar a las empresas emisoras a tomar como objetivo avanzar en materia de sostenibilidad, de forma medible, cuantificable y transparente, reconociendo que se trata de un desafío que todos los actores del mercado están enfrentando de forma gradual, pero con creciente urgencia.


... y nos comprometemos a la promoción activa de la inversión responsable en el mercado de capitales chileno.”


Esto va más allá de maximizar la rentabilidad. Estas compañías nos dicen que si se quiere maximizar el valor de la empresa en el mercado es preciso preocuparse de los temas de sostenibilidad.


O la noticia impactante que apareció el 7 de julio de 2019 en el NYT y que nos dice que mirar sólo la utilidad de la empresa, como único criterio de la bondad de una decisión, es una miopía inexcusable en los tiempos que corren. La noticia se refiere a una acusación en contra de ejecutivos franceses por empujar a sus empleados al suicidio.


• Hace una década, los ejecutivos superiores de France Telecom querían despedir a miles de trabajadores de la compañía. Pero la mayoría de estos trabajadores eran empleados del Estado con un contrato de trabajo garantizado de por vida.


• Según los abogados que llevan la acusación, los ejecutivos decidieron hacer la vida de estas personas tan insoportable, que tuvieron que irse de la empresa. Sin embargo, 35 de ellos, sintiéndose traicionados y atrapados, se quitaron la vida. Los ejecutivos de la época enfrentan cargos de “acoso moral”.


• El juicio ha capturado la atención de un país que está tremendamente dividido por el capitalismo y la cultura empresarial, y levanta preguntas sobre qué tan lejos debieran ir las empresas en su búsqueda de utilidad y eficiencia.


Complica la situación el hecho que instituciones venerables, que eran la roca en la que nos apoyábamos o el timón que nos guiaba en las decisiones éticas, han debilitado su imagen y su prestigio por actuaciones impropias de algunos de sus miembros.


No hay escapatoria.... Enfrentamos a cada paso y en cada decisión dilemas éticos que no sabemos cómo enfrentar. No tenemos claridad para discernir el mejor curso de acción, porque son precisamente “eso”, es decir, “dilemas éticos”, en los cuales cualquiera sea nuestra decisión, vamos a provocar un daño que no queremos (“Principio del Doble Efecto”).

Por eso nos hemos animado a proponer a Ustedes y al país esta ASOCIACIÓN DE ÉTICA EMPRESARIAL Y ORGANIZACIONAL DE CHILE con el objeto de “Promover encuentros y diálogos colaborativos para el estudio y práctica de la ética en organizaciones y empresas

y ser un espacio de sensibilización y difusión en el ámbito público de buenas prácticas empresariales, con el fin de aportar visiones fundadas sobre estos temas y contribuir así al desarrollo de una cultura ética en el país; ya sea:


a) Vinculando al mundo académico y de la investigación con consultores y profesionales de la Ética Empresarial, para facilitar la transferencia de conocimiento entre la academia, la consultoría y la industria.


b) Promoviendo la inserción de Chile en las redes internacionales de estudio, práctica y difusión de la Ética Empresarial.


c) Recogiendo desde las organizaciones y empresas los problemas, inquietudes y aportes que sirvan para ampliar el conocimiento y práctica de la Ética Empresarial.


d) Constituyéndose en un ámbito de colaboración con instituciones públicas y privadas que tengan injerencia en la elaboración de políticas públicas relacionas con la ética en la empresa, el mercado y la economía, y


e) Promover el trabajo colaborativo orientado a la publicación académica y de difusión.


Quiero terminar estas palabras diciendo que nuestros esfuerzos por implantar lo aquí se llama una “cultura ética” en la organización, y que en Generación Empresarial se denomina una “cultura de integridad”, tiene una componente “formal”, que se expresa en la forma de códigos de ética, protocolos y procedimientos para ayudar a enfrentar situaciones que requieren un discernimiento ético, pero, en mi opinión, es aún más relevante la componente “sutil”, pues nos entrega principios y valores que nos ayudan a entender mejor situaciones complejas, en las cuales las guías que proveen los protocolos se quedan mudas. De allí la importancia de un “liderazgo ético” y una cultura que permee todo el actuar de los miembros de la organización.


Muchas gracias nuevamente por su presencia esta mañana, que nos da el ánimo y el impulso que necesitamos para acometer esta tarea de poner en marcha una Asociación de Ética en nuestro país.